Buscar
  • Quinceminutos.MX

Violencia entierra campaña de Marisol Cruz en Tecamachalco

La alcaldesa de Tecamachalco, Marisol Cruz García, ya no pudo sostener el discurso de los buenos resultados de su gobierno y se le calló la campaña para la reelección o diputación local que buscaba de cara a las elecciones del 2021. La realidad terminó por explotarle en las manos, sin quedarle más opción que hacerse a un lado para que el gobierno de Miguel Barbosa Huerta asumiera, de entrada, el control de la seguridad, sin embargo, esta injerencia podría ir más adentro de la administración.


A exactamente dos años en el poder, la química farmacobióloga no ha podido garantizar la vida, libertades, integridad y patrimonio de las familias de Tecamachalco, así quedó evidenciado en el decreto emitido por el gobierno del estado para asumir el control de la seguridad en el municipio, luego de la ejecución de seis hombres ocurrida la madrugada del domingo 11 de octubre.

De acuerdo con el documento, la demarcación ubicada en el llamado “Triángulo Rojo”, enfrenta los delitos más comunes de la región como son los robos a transporte de carga, de gas L.P., robo a trenes, así como secuestro, extorsión, narcomenudeo y homicidios.

En un duro análisis que justifica la incursión del Estado, por encima de la autonomía municipal, se refiere que “la seguridad de Tecamachalco, necesita rigidez en sus procesos, alejados de omisiones, políticas públicas inciertas y abandono de los mecanismos más básicos de control en las corporaciones, en donde se han presentado casos que exhiben la ausencia de valores y ética policial”.

La línea discursiva reconoce la incapacidad de la morenista en materia de seguridad para este municipio considerado como “un elemento de poder en su entorno regional”, derivado de “sus implicaciones sociales y de seguridad”. De ahí que considere que el Ayuntamiento “requiere un esquema de atención gubernamental sólido, con instituciones fuertes y responsables, que tengan apertura ciudadana y en paralelo, la capacidad de resolver los retos más complejos que se contextualizan en el escenario local”.

Entre los datos arrojados por el documento publicado el 13 de octubre, se refiere que “en Tecamachalco se han registrado: ejecuciones; cuerpos sin vida abandonados; feminicidios; colocación de mantas con autorías de bandas delictivas locales e inclusive del Cartel de Jalisco Nueva Generación (CJNG); una cifra considerable de robos, principalmente a transporte de carga, de vehículos y de autopartes; lo cual ha generado un contexto de inseguridad, totalmente perceptible para la sociedad y desfavorable a la acción institucional (sic.)”.

De igual forma, destaca que, en la municipalidad, “durante enero - diciembre de 2019, se registraron mil 547 delitos generales, que representa un incremento del 72%, comparado con el mismo periodo de 2018, cuando se contabilizaron 899 casos, de acuerdo al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP). Los ilícitos considerados de alto impacto, también aumentaron 64.11%, al denunciarse mil 134 delitos en 2019, mientras que en 2018 se contabilizaron 691. Destacó la tendencia al alza en el robo a transeúnte (433.3%), en transporte (233.33%), feminicidio (200%), robo de autopartes (150%), a transportista (106.47%)”.

Con la incursión del Estado, se advierte además un desaseo mayor en la administración municipal y una posible relación de policías o mandos policiacos con las bandas delictivas que operan en la región. La preocupación de la alcaldesa no es para menos, sin embargo, también evidencia la torpeza para dirigir un gobierno, cuando las instrucciones en medio de una crisis se dan detrás de un celular y mediante un audio grabado…

Twitter @mecinas

BANNER.jpg
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube

Publicidad

IMA CONSULTORIA.png
Turismo

Publicidad

© 2016 Quinceminutos.MX v2.0
Puebla, Méx.