Buscar
  • Quinceminutos.MX

El NO informe de EPN


De manera inédita, con una sesión de preguntas y respuestas a modo, el presidente de la República Enrique Peña Nieto puso fin a los informes solemnes y oficialistas que servían más para rodearse de incondicionales que para entregar cuentas al país.


Luego de las críticas recibidas por la visita del magnate Donald Trump para “humillar” a México –como editorializó el NYTimes-, el mandatario mexicano innovó el formato presidencialista y salió a responder todas las críticas a su gobierno y a su persona.

Destacaron las respuestas dadas por Peña Nieto a lo referente a su tesis, en torno a la cual rechazó haber plagiado ideas y atribuyó a errores, las irregularidades halladas según “una nota periodística” sobre su investigación.

De igual forma, en relación a la reunión con Trump, el presidente justificó que existe una amenaza real para el futuro de México ante las declaraciones hechas en campaña por el candidato a la Casa Blanca.

“Había dos posibilidades: Enfrentarlo, encararlo y llenarle de insultos iguales a los que él ha tenido, o realmente procurar un espacio de diálogo que pueda frenar o al menos hacerle ver, con toda claridad, cuál es la realidad de México y qué relevante es la relación que tiene con los Estados Unidos, como importante es Estados Unidos para México”.

También reiteró que México no pagará el muro que el multimillonario está proponiendo construir en la frontera norte.

Otra declaración que marcó el encuentro, es la relacionada con la baja popularidad que enfrenta su gobierno y su persona como titular del Poder Ejecutivo, al afirmar que seguirá adelante con las medidas implementadas por su administración –como las reformas estructurales-, aunque éstas generen rechazo.

“Pueden estar seguros de que cumpliré mi responsabilidad, sin reparar en consideraciones de popularidad personal o costos políticos”, espetó.

Con el acto, Peña Nieto dio fin a los resquicios del presidencialismo priísta y abrió la puerta a la participación ciudadana, aunque ésta –por ahora- siga siendo a modo, pero que a mediano plazo podría fortalecer la democracia en el país.

La pregunta “a bote pronto” es si los gobernadores seguirán el camino mostrado por el presidente o continuarán brindando sus discursos oficialistas y exigiendo pleitesía…

El otro mensaje –riesgoso- que lanzó Peña Nieto con su no informe de gobierno, es que los dos años que restan de su sexenio hará oídos sordos a las críticas, lo cual es interpretado como un desdén, que en nada abona a la de por sí desgastada figura presidencial.

Twitter @mecinas

#México #PeñaNieto #Informedegobierno #4toInforme

BANNER.jpg
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube

Publicidad

IMA CONSULTORIA.png
Turismo

Publicidad

© 2016 Quinceminutos.MX v2.0
Puebla, Méx.