Buscar
  • Quinceminutos.MX

De pobreza política y cosas peores…

La alcaldesa de Santa Inés Ahuatempan, Aidé Mendoza León, quien fue acusada de repartir leches caducadas a estudiantes durante el desfile del pasado 20 de noviembre, ahora es criticada por comprarse en subasta un vestido en 4 mil 200 pesos, cuando su municipio, de acuerdo con datos de la Secretaría de Bienestar, es considerado como de alta marginación y donde hay más de 5 mil 700 personas en situación de pobreza.


En redes sociales, los ciudadanos del municipio –los que sí tienen acceso a Internet- se mostraron indignados y difundieron capturas de pantalla para confirmar que la presidenta adquirió un vestido valuado en 7 mil 900 pesos, prenda por la que pagó los 4 mil 200 y que utilizó en un evento social el pasado domingo 8 de mayo.


Las críticas hicieron evidente además la opacidad con la que se maneja el Ayuntamiento, a pesar de que la alcaldesa lleva ya siete meses en el cargo, sin que su administración haya podido publicar al menos sus tabuladores de sueldos y salarios en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT).


De acuerdo con la información obtenida, el anterior presidente municipal tenía un salario mensual de 14 mil pesos, por lo que -si no se ha subido o bajado el sueldo-, Mendoza León se habría gastado más de una tercera parte de sus ingresos en una prenda de vestir.


Para entender un poco las críticas a la alcaldesa, de acuerdo con el Informe anual sobre la situación de pobreza y rezago social 2021 de la Secretaría de Bienestar, el municipio de Santa Inés Ahuatempan enclavado en la Mixteca poblana, cuenta con 6 mil 771 habitantes, de los cuales el 54 por ciento son considerados en pobreza y otros 36.5 por ciento se encuentra en condiciones de pobreza extrema, ésta es una de las cifras más altas en Puebla cuya media estatal es de 12.7 por ciento.


Además, Mendoza León es blanco de las críticas de sus opositores, al ser emanada de la alianza PT-PSI-Morena, la corriente progresista de Santa Inés que derrotó al antorchismo en 2021 y donde únicamente 1.3 por ciento de los habitantes no son pobres, esto es algo así como 88 personas, más la alcaldesa y su parentela…

***

Parálisis en las áreas que requieren trámites, persiste desde hace una semana en el municipio de Acatlán de Osorio, luego de la detención del presidente municipal emanado del PAN-PRD, Arturo Cajica, quien el domingo pasado fue vinculado a proceso por ejercicio indebido de funciones públicas y encubrimiento.


La acción penal se enmarca con la detención de 20 policías y siete agentes de vialidad, de los cuales 24 siguen presos por usurpación de funciones y uso indebido de uniformes o condecoraciones, los cuales les fueron entregados por el propio alcalde al inicio de su gobierno.


Ninguno de los cargos hasta ahora imputados a los detenidos están relacionados con el asesinato del director de Seguridad Pública municipal y su esposa, sin embargo, sí están siendo investigados por la emboscada del 21 de abril, según lo dado a conocer por la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.


Twitter @mecinas

 

* Los comentarios son responsabilidad exclusiva de quien escribe la columna de opinión.

0 comentarios
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
LA PARROQUIA 03.jpg