Buscar
  • Quinceminutos.MX

Blanca Alcalá rompe el silencio tras derrota del PRI en Puebla


La ex candidata critica a los autodestapados: “no son tiempos de protagonismos, sino de la gente y sus causas”


Ya han pasado casi dos meses de la caída del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la elección de la minigubernatura y al echar la mirada atrás, su ex candidata, Blanca María del Socorro Alcalá Ruiz, tiene un análisis preciso de lo que pasó: “me queda claro que hay lugares en los que aun sin gobernar ganamos y hay lugares en los que gobernando no ganamos”.

La senadora que ya estará de regreso en su escaño, elude pronunciar la palabra traiciones, pues dice, con el hartazgo de volver al mismo tema, que ha “dado la vuelta a la página”, pero asegura que tiene muy claro, “como una mujer objetiva, que no tiene rencores”, quién ayudó y quién falló.

En cambio, Alcalá Ruiz ha ocupado los días en que dio pausa a su vida, tras la campaña y su resultado, para ver con claridad el presente y otear el futuro, el de ella, el de su partido y el de los ansiosos.

Lanza una advertencia a los adelantados que ya se andan destapando: “no son tiempos de protagonismos, de ambiciones personales, de cargos, sino de los poblanos y sus causas; aún no es momento de hablar de 2018”.

En entrevista, tras recibir el respaldo de la Confederación Nacional Campesina (CNC), ella no señala por sus nombres a los Lastiri, a los Doger, a los Jiménez Merino o a los Armenta, pero sus palabras inevitablemente llevan a la evocación de esos que no esperaron a que se completara el duelo, que no fueron pacientes para el alivio de luto, y ya andan celebrando y gritando sus ambiciones.


En la misma trinchera

La senadora Alcalá se declara lista para regresar a su escaño y volver a la trinchera política, como una buena “soldado” de su partido.

“Me tendré que reincorporar al Senado a continuar con mi labor legislativa. ¿Qué sigue?”, se pregunta y ella misma responde: “ser un buen soldado de mi partido, apoyar a mucha de la gente que en esta campaña nos demostró que tienen muchas necesidades, muchas demandas.

“Abanderar sus causas y por supuesto seguir construyendo un PRI que sea sólido y pueda enfrentar procesos cada día más complejos, pero de mejor manera”. -¿Puede el PRI en 2018 en Puebla? -El PRI tendrá que trabajar para ello... con trabajo, las cosas aun cuando se ven adversas se pueden conseguir y esas son las lecciones que los priístas en todo el estado debemos de tener. Apenas hace una pausa en el ritmo de su respuesta y conduce sus palabras al terreno al que quiere llegar:

“No son tiempos de protagonismos, son tiempos de trabajo, de la mano de la gente en sus municipios, en sus secciones y en sus causas insisto”. -¿Cómo ve a los que se están destapando?

-Yo insisto, son tiempos de dejar a un lado los cargos, los protagonismos individuales, para construir las causas comunes y la causa que es por Puebla. -¿Su carrera política para dónde sigue?

-Por lo pronto a reincorporarme al Senado. Lo he dicho muchas veces y hoy lo ratifico: soy una mujer de causas y no de cargos y así lo he demostrado. -¿Y en 2018..? -No son tiempos para hablar de 2018, son tiempos para el aquí y el ahora, y en el aquí y el ahora hay muchas demandas de los poblanos, que los municipios demandan y es donde tenemos que buscar que existan respuestas, en la Cámara de Diputados, en el gobierno del estado, en cada una de las organizaciones. -¿Hubo traidores? -Yo a esa parte le doy la vuelta a la página… -¿Le queda claro quién ayudó y quién no? -Me queda claro que hay lugares en los que aun sin gobernar ganamos y hay lugares en los que gobernando no ganamos.

#Puebla #BlancaAlcalá <