Buscar
  • Quinceminutos.MX

Conservación de venado en Puebla, permite desarrollo de caza deportiva


Incrementa población de 40 a 450 animales en una década


Teotlalco, Pue. (Notimex).- En la árida región de la Mixteca poblana, donde esta primavera comenzarán a crecer los retoños de su riqueza floral, los esfuerzos de conservación han logrado aumentar el número de animales de 40 a más de 400, permitiendo con ello, la cacería deportiva del venado cola blanca.

Fue hace más de 10 años cuando algunos muestreos identificaban aproximadamente entre 40 animales en toda la zona en el municipio de Teotlalco. No obstante, a medida que empezaron los trabajos de protección y cuidados por parte de la población local y dependencias de gobierno, en la actualidad se tiene un registro de 450 animales.

En entrevista con Notimex, el coordinador de los trabajos de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) en la zona de la Mixteca, Everit Mora, expresó que en el ejido, nombrado Unidad de Manejo para la Conservación de Vida Silvestre (UMA) se logró reducir en un 90 por ciento la caza furtiva.

Es así, agregó, que en el momento en que se comenzó a proteger al venado cola blanca, éste y otras especies como conejos, tejones, codornices y chachalacas, volvieron a reproducirse en la zona. Actualmente, los venados, a comparaciones de hace algunos años, se pueden vislumbrar en las cercanías del pueblo y en las faldas del cerro.

Gracias a esta acción, dijo, se abrió la puerta para que se generara la cacería legal del venado en la UMA conformada por las comunidades de Contla y San Miguel localizadas en el municipio poblano de Teotlalco.

Cabe destacar que en toda la región de la Mixteca poblana hay 40 UMAs que abarcan 200 mil hectáreas y donde habitan cerca de 400 ejemplares de venado cola blanca; sin embargo, no todas tienen la infraestructura con la que cuenta el ejido Contla y San Miguel, a pesar de que la Conafor les otorga cada año cerca de un millón de pesos para poder impulsar esta actividad.

De esta forma, en el ejido de Contla y San Miguel de mil 600 hectáreas, residen 132 venados cola blanca entre hembras y machos y de los cuales únicamente se pueden cazar el 10 por ciento del total, tomando en cuenta el requisito de que estos sean machos.

El periodo de caza 2017-2018 inició el último viernes de noviembre pasado y concluyó el último domingo de febrero del presente año, donde se autorizó cazar hasta nueve ejemplares.

En este sentido, el funcionario de la Conafor expuso que cada temporada llegan cazadores de varios municipios poblanos, así como de la Ciudad de México, Estado de México y de la zona norte del país como Sonora y Tamaulipas.

Al respecto, algunos ejidatarios de la UMA mencionaron que para la caza deportiva tienen destinadas áreas exclusivas para esta actividad, mientras que las restantes son para la conservación de los animales los cuales son monitoreados con recorridos diurnos y nocturnos, fototrampeo y un muestreo que se realiza cada año.

Comentaron que las personas que practican esta actividad tienen que pagar cada una dos mil 200 pesos para el servicio de alimentación y el uso de la cabaña, asimismo deben contar con el permiso correspondiente de portación de arma. Además, de llegar a cazar a un ejemplar, el individuo tendrá que pagar siete mil pesos.

De acuerdo a integrantes del ejido, los cazadores llegan con la familia, ya que para ella también hay atractivos como recorridos por la zona en bicicleta o a caballo.

Por su parte, Pedro Rodríguez Ortiz, ejidatario y guía de cazadores, subrayó que la UMA cuenta con un grupo de guías para los cazadores.

Asimismo, agregó que estos guías cuentan con capacitación en cacería responsable, la cual es muy importante al trabajar con personas que usan armas de fuego para que conozcan cómo estas se deben manejar, y para que sepan cómo identificar los límites de las zonas permitidas para realizar esta actividad deportiva.

#puebla #medioambiente #naturaleza #venadocolablanca #caceria

0 comentarios