Buscar
  • Quinceminutos.MX

Chiles en Nogada, un tesoro culinario resguardado en El Castillo de Alicia

La receta original ha sido transmitida de generación en generación hasta nuestros días


Huejotzingo, Pue. (Quinceminutos.MX).- Heredera de una tradición de 200 años, la familia Alonso Méndez, originaria de Huejotzingo, es una de las pocas poseedoras de la receta original de los Chiles en Nogada, y aunque ésta no es la única, podría tratarse de la más apegada al sabor y al sazón que el platillo tenía en el siglo XIX.


Guardada celosamente en El Castillo de Alicia, ubicado en el 3.er Barrio del municipio, la receta se transforma en el platillo exquisito que es ofrecido anualmente por el pintor y cronista de Huejotzingo, Salvador Alonso Méndez y por su esposa, María Eva Irma Méndez Cadena, quienes reconocen el tesoro culinario que han recibido de generación en generación pero que con modestia no dudan en compartir con los visitantes.


“Mi abuelita trabajaba con las monjitas y ahí aprendió a preparar los Chiles en Nogada. Ella se la enseñó a mi mamá y a mis hermanas, y ahora yo se la enseño a mis hijas. Ya va para la cuarta generación”, narra doña María, mientras saborea el platillo recién servido y colocado en una mesa larga en la pieza central del castillo.

La preparación fue aprendida originalmente por María Deolarte Deolarte, una mujer huejotzinga que trabajaba como ayudante de las monjas del convento, en aquellos años cuando la religión católica lo era todo y las familias ponían en manos de las religiosas a sus hijas para que aprendieran artes, oficios y una vida “como Dios manda”.


A dos siglos de distancia, rodeados de pinturas al óleo realizadas por el maestro Salvador, que evocan pasajes históricos y plasman simbolismos de Huejotzingo, el propio cronista detalla que el toque especial de este platillo se lo dan los productos originales del municipio -porque fue el primero en donde se plantaron los árboles frutales traídos a la Nueva España-, pero que, además, son frescos, del día. “Hemos hecho la prueba con frutas dejadas del día anterior y le dan otro sabor, no es lo mismo”, explica.


Sin nogada desbordada sobre el chile capeado, ni endulzada ésta con derivados de la leche, ni mucho menos con un chile de bodega, el platillo adquiere un sabor dulce y salado a la vez, con un toque de picante que le da el chile criollo delicadamente cocido y preparado en su punto.


Anualmente, Salvador Alonso Méndez y su esposa María Eva Irma Méndez Cadena se han dado a la tarea de realizar también el Festival de El Chile en Nogada, y aunque la constante ha sido la falta de apoyos de instancias culturales y de gobierno, nunca han desistido de su labor, “porque la intención es que la gente los conozca, sobre todo los que son de aquí mismo de Huejotzingo”, coinciden.

0 comentarios
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
LA PARROQUIA 03.jpg
Turismo_600x72.jpg